Como un mandamiento ...

Es bueno ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivirla con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho para ser insignificante.
Charles Chaplin

miércoles, 27 de abril de 2011

... por los servicios prestados

     Son las seis de la mañana cuando Juan, sentado en la cama, contempla los dígitos del reloj que ilumina tenuemente la penumbra del dormitorio. Como cada día sus pasos le llevan lentamente hasta el cercano cuarto de aseo e irremisiblemente, como todos los días también, hará primero las imperiosas necesidades que su añejo cuerpo demanda, ya dice su mujer que no somos “na mas que mierda”.Se afeitará la cara y tomará una ducha templada. Entretanto, se mira en el espejo y observa su rostro detenidamente; parpados caídos, barba rala y crecida, calvicie incipiente y sobre todo el amargo semblante de quien perdió mil batallas jamás recompensadas, de quien lleva clavados en la piel, como clavos de hierro candente, capazos de kilos de humillación, espuertas de rémoras y sufrimiento.

     Hoy, 10 de Junio, cumple cincuenta años. Medio siglo de vida, disipada como vapor de agua, ante todo y sobre todo a la entrega de minutos, horas, días, semanas, meses, años y décadas al trabajo; siempre el mismo oficio, que poco importa, siempre la misma empresa, que poco importa y siempre el mismo jefe, que nada importa tampoco. Treinta y dos años cotizados, eso es lo que refleja el papel o para ser exactos los papeles, documentación dice el gestor, que le entregaron ayer en la empresa. Mirada inquisidora, gesto contraído, aquí manda quien manda, unas cuantas firmas y punto pelota, despedido y a la calle. Cuando le ofrecieron un despido amañado y la tercera parte de lo que de indemnización le correspondía, rabia contenida y dignidad aflorando impidieron que firmara su sentencia de muerte; después no le quedó mas solución; jefe y compañeros, serviles y rastreros, en connivencia empezaron a amargarle la existencia hasta que la situación se hizo difícilmente soportable. Así, sin prisa pero sin pausa, sumido en la impotencia desesperada de quien se siente solo, desamparado y proscrito, el día dejó de ser día y la llegada de la noche se tornó en un calvario insoportable poblado de fantasmas.

     Por ello, hoy que cumple cincuenta años, tendrá como regalo temprano una visita al INEM, donde guardará paciente fila, haga sol o llueva, para ser atendido por un funcionario que con cara larga y semblante de pocos amigos, esta gente siempre parece estar cabreada, hojeará sus papeles, preparará sus documentos y completará en definitiva su ingreso en la empresa más boyante del país, la que aglutina a todos los que quedaron sin oficio ni beneficio, de los que han sido abandonados a la mera condición de perro sin casa ni dueño. Después de todo, piensa Juan, mientras se viste lentamente, la vida sigue su curso y el cotidiano devenir de la misma también.Además tiene el convencimiento de que mas pronto que tarde cada uno recoge lo que siembra y eso le embalsama el alma.Entonces aspira con fruición el aire y con lagrimas en los ojos cavila que ese, el aire, lo dan de regalo y habrá que seguir soñando, dejando que la sangre bulla por las venas, pues como dice el cantor Sabinero “…. bajo los puentes del Sena de los que cambian de Norte, se vive sin pasaporte y está mal visto llorar”.




14 comentarios:

  1. Cuando el Sol se oculte, cada cual tendrá el fruto de su propia cosecha, esto es justicia divina, pero ¿donde está la justicia humana? ¿dónde están los sindicatos? ¿dónde están los inspectores de trabajo? ¿dónde está la Agencia Tributaria? Si a este hombre se le ocurre trabajar para la misma empresa dentro de los 18 meses del despido un solo día, él que no tiene culpa de nada sí que se va a enterar donde está la Agencia Tributaria, como no soy como Pérez Reverte me voy a morder la lengua.

    ResponderEliminar
  2. No podias haber descrito mejor esta puta realidad, realidad que se ceba cada dia en cientos de personas.
    Ojala cambie esto, aunque hace falta un cambio muy grande.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anonimo.
    La justicia humana la impartimos los humanos, seres imperfectos y sobre todo serviles y vendidos al mejor postor. Infinitas veces me hice las mismas preguntas que planteas y siempre llegué a la conclusión utópica de que en el fondo lo mejor es la anarquía sin patria, ni dueño. Rntretanto nos queda el consuelo de levantar la mirada y ser integros, que no es poco. Un saludo, anonimo amigo, y gracias por asomarte a mi ventana.

    ResponderEliminar
  4. Zamora.
    Amigo Zamora, pocos visos de cambio veo en el sombrio panorama que tenemos por delante. Vivimos en un pais que creó una sociedad de bienestar ficticio, sostenido en pilares muy debiles, que se derrumbaron a las primeras de cambio. Esperemos que con trabalo y sin tanto medrar, unos y otros, volvamos a coger buen cauce. Un saludo compañero, ¿ya empezó tu temporada?, espero que vaya bien.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a tí Mauro, en esta España de la Picaresca 2.0 no creo que la anarquía fuera la solución, simplemente que desapareciera el dinero físico y todo necesariamente se tuviera que pagar mediante medios de pago electrónicos, esta sería la única manera de comprobar con un coste ridículo si todo el mundo cumple con su obligación y, de acabar con el dinero negro de la picaresca, ¿porqué no lo hacen quienes tienen el poder para hacerlo?, en este punto es donde siento vértigo y desasosiego, puesto que la mujer del César ni es honesta, ni lo parece y, ante el descrédito de las instituciones, surge la posibilidad de la anarquía entendida como patente de corso donde cada cual hace de su capa un sayo y eso amigo Mauro es quizás mas peligroso que el mal menor de que Mesalina se pase por la piedra a toda Roma. Gracias a la amenaza de aquél mal mayor algunos mantienen este Status Quo bastante ventajoso para ellos y sus semajantes, es la única explicación que encuentro, ante tamaña falta de principios consentida y admitida socialmente.

    ResponderEliminar
  6. Pues si, Mauro, así es. Y como tu bien sabes yo si puedo dar fe de esta experiencia. Después de media vida de esfuerzos solo te queda el agradecimiento por los servicios prestados, en el mejor de los casos. En otros muchos te arrinconan como un trasto viejo ante el mas absoluto desprecio e indiferencia. Solo te queda el orgullo de haber correspondido bien durante este tiempo.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  7. @Anonimo
    Sientas cátedra con este comentario que dice verdades como puños. Lo de la anarquía era un arrebato, un asomo de mala leche ante la impotencia de hacer frente a un mundo en el que los que medraron sin mesura, que no eran ni por asomo los más listos y si en cambio los mas sinverguenzas, siguen campando a sus anchas, viviendo de las rentas que pusieron a buen recaudo cuando les venían bien dadas. Ahora pagan las consecuencias los de siempre mientras todos los poderes establecidos,(gobiernos, empresarios, banca y la madre que los parió), atornillan sin piedad el vil garrote sobre sus cuellos. Esto habra de reventar, no se como pero reventará... Un saludo, amigo desconocido.

    ResponderEliminar
  8. @Jose Teston Marin
    Suele decirme Petronis que las empresas y más quienes las dirijen, en contra de lo que creemos los que llevamos décadas trabajando en el mismo lugar, carecen de sentimientos y llegado el caso, para nada habrán de tener en cuenta lo que diste y ofreciste con tu trabajo diario. Animo, que como decía Allende, mas pronto que tarde floreceran de nuevo las alamedas. Sabes que te quiero. Mauro

    ResponderEliminar
  9. Como si se tratara de números apilados...una buena reflexión y una gran tristeza; Pensemos que las cosas cambiarán para bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. @saltar del tren
    En eso no hemos convertido María, en números apilados que cual "moscas cojoneras" molestan y deben ser aplastados. Es triste ver como una sociedad, que creía que estaba en posesión del maná de los Dioses, se desangra por todos sus poros. Y como siempre, pagan los más debiles las consecuencias. Un placer volver a leerte. Gracias por abrir esta ventana, me ilusiona enormemente. Un abrazo cargado de ventura desde mi manchega tierra.

    ResponderEliminar
  11. Estoy de vuelta, y mañana iré a la cola del paro, bueno, no , que no voy, que sello la tarjeta desde casa(ahora to por internés, to por internés, dice mi tía Francisca). Yo soy lo que se llama una parada de larga duración, lo mio no fue culpa de la crisis sino de esa pésima costumbre de los humanos de querer reproducirse y encima estar pendientes de sus crías. Amigo Mauro, soy una persona con muchísimos defectos pero también soy una trabajadora cojonuda(con perdón) responsable, concienzuda, meticulosa y leal y además tengo una habilidad especial para el trato con la gente(algo paradójico porque a mi la gente en general no me gusta pero me aguanto)...todo eso me dijo mi jefe antes de añadir que de ninguna manera estaba dispuesto a que yo redujese mi jornada y que no tenía más remedio que permitir que agotase mi baja maternal, bueno, pero en su opinión yo debería volver al trabajo como mucho a los dos meses. Me haces mucha falta, aquí ,tía, me comen los papeles...eso me dijo. Sin logística porque los abuelos están lejos y con mi santo de autonomo sin horarios las opciones eran llevar al niño doce horas a la guardería(que se hubiera comido algo más de la mitad de mi sueldo) y hacerme la loca cuando se pusiera enfermo o renunciar al trabajo y eso hice. Soy de las afortunadas, mi jefe accedió a despedirme, me pagó todo lo que me debía (que era mucho) y pude cobrar la prestación durante dos años...ahora tengo treinta y siete, dos niños, uno de cinco y otro de dos, una diplomatura, dos masters...y cero oportunidades de encontrar un empleo "decente" que me permita seguir siendo la madre de mis hijos.

    Gracias por tu reflexión. Un beso

    (Veo que la factoría, crece :-) Me alegro mucho)

    ResponderEliminar
  12. @Alma
    Hola querida amiga. En este mundo en el que prima el interes del "money" por encima de todo, la decisión que tomaste te honra y te engrandece como persona. Otro asunto diferente es el de catalogar a esa raza especial que compone el "empresariado" de este pais. Puedes estar decenas de años dejandote la piel en un trabajo de mierda, con perdón, y el amigo Jose Testón lo sabe bien, para que llegado el momento te pongan de patitas en la calle con el olvido como equipaje. Fijate que a Pepe después de casi treinta años y siendo el encargado del sitio en el que trabajaba, le dejaron los últimos meses sin abonar y está esperando que el Fogasa le pague lo que buenamente quiera, porque la empresa, que había pasado a manos de un mangante,se lavo las manos como Pilatos. Bueno, que me encanta que estes de vuelta, aunque siento sana envidia de tus días de asueto y descanso, que espero que fueran inolvidables. Un servidor esperará a que le llegue el momento de disfrutar la segunda parte de las vacacione que a buen seguro, para contentar a la plebe, habrá de pasar en la casita de Torrevieja. ¡Porco destino!. Recibe una maleta cargada de ......, hoy será de cariño. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Mauro!:
    Antes de nada agradecerte de veras que hayas pasado por mi blog y seas mi seguidor número 236. Como ves, yo tambien me hago seguidora tuya.Hasta pronto y enhorabuena por este blog tan especial que has creado. Sigue así, que por mi parte, haré lo posible para ayudarte a difundirlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. @Las Recetas de Manans
    Un placer haber descubierto sus lugares, sobre todo por lo suculentos que son. Gracias por asomarte a mi ventana. No puedes imaginar la ilusión que me hace ir viendo que las hormiguitas llegan con cuentagotas. Seguire tus recetas y recomendaré tu blog. Sobre todo y para hacer la puñeta, a algunos buenos comedores que estan a dieta. Un saludo de vuelta.

    ResponderEliminar