Como un mandamiento ...

Es bueno ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivirla con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho para ser insignificante.
Charles Chaplin

viernes, 14 de septiembre de 2012

Que nadie me robe el día

                     

     

      A veces la adversidad rompe los esquemas destrozandonos la vida. Los pájaros negros vuelven a revolotear y nubes negras se otean de nuevo  en el horizonte. Y es entonces cuando bálsamos como la voz de Paco Ibañez, cantando Palabras para Julia, resultan curativos para los males del alma…..


                                                    Que nadie me robe el día
         ni la luz, ni mi sosiego,
         ni mis ratos charlatanes
         regados de vino.
         No los robéis, que los quiero.

         Que no se lleven la vida
         que siento dentro, muy dentro.
         No me ofrezcáis grandes cosas,
         no me abruméis con conceptos
         aprendidos y concretos.
         No me los deis, los detesto. 




10 comentarios:

  1. Pero Mauro ¿que te pasa? Espero que solo sea el devenir del tiempo de otoño con sus colores amarillos y los días más cortos y el sol más tristón. Nos hace falta el agua para alegrarnos el día y saltar sobre los charcos. A ver cuando llueve....

    ResponderEliminar
  2. Tienes mas razon que un santo Maurito, pero cuando los jodidos pajaros negros se empeñan en oscurecer nuestro horizonte devemos espantarlos, Como? pues como sea! con la voz de Paco Ibañes, o con la nuestra propia, cantandole a la vida, que aun con la dichosa crisis, es bonito vivirla. Y si que es cierto, a mi tambien me pone melancolica el Otoño, aunque es la estacion del año que mas me gusta. un abrazo. y pegale una patada a la abversidad, las nubes negras y los pájaros de mal agüero...

    ResponderEliminar
  3. Espero que pasen pronto los nubarrones.
    Aquí estamos a tu servicio.

    ResponderEliminar
  4. Mauro, es inevitable que las oscuras nubes aparezcan y desaparezcan a lo largo de la vida. Lo bueno es que siempre llega una ráfaga de aire que se las lleva a otro sitio. Y lo mejor es que cuando desaparecen, el sol se torna mucho mas brillante y cálido. Tu, que has visto ya otras tormentas pasar por tu ventana, sabes que esto es cierto y que cuando se consigue salir de la situación, uno es mucho mas "grande" que antes. Para ello siempre cuentas con tu familia y amigos que son la verdadera razón de todo.
    Que nadie te robe el día y que nadie nos robe el alma.
    Mientras tanto... aquí tienes al "ciezo" y a la "lala" con el que tan buenos ratos has pasado ¿o no? para lo que necesites como siempre.
    Y como siempre... bueno esta vez seré mas generoso, te ofrezco tres besos retorcíos y un abrazo muy, muy, muy fuerte.
    P.D. No dejes que los cuervos se acerquen mucho a ti y si hace falta, les pegas un tiro. Son pájaros escandalosos y soberbios que todo el mundo les hace el arco.

    ResponderEliminar

  5. Mauro: Parece que la vida va por ciclos. Lo importante es que las circunstancias no nos venzan.Que nuestra Alma sabe ella sola sortear cumbres y abismos.Esto que los espejos nos muestran, no es mas que un traje de faena para sostener a ESE INVISIBLE que reside dentro nuestro y nos dicta estos ríos de palabras que muchas veces no sabemos ni de de dónde nos llegan.Y cuando este traje se nos gaste, ya con el tiempo, seguro nos van a dar otro! Mis mas cordiales saludos !!

    ResponderEliminar

  6. ¡ Qué poema más bonito!

    que nadie me robe el día .....
    Lo has bordado Mauro.

    Un abrazo y ánimo.

    Bea


    ResponderEliminar
  7. No es malo que los sentimientos afloren, lo malo es cuando se quedan atrapados en algún lugar desde donde no puedan ver la luz. Todo lo que sentimos es parte de nosotros, y por lo tanto, nuestro. La vida nos enseña todos los días, todas las caras y todos los sentimientos necesarios para que podamos ser más libres y mejores personas, por eso nada es malo, nada de lo que sentimos, desdeñable. Y todo, TODO, pasa los malos ratos y los buenos. Un besillo

    ResponderEliminar
  8. Espero que haya "escampao", Mauro...dicen los que saben que todo pasa y luego, desde la distancia nos parece mucho menos terrible, no porque haya dejado de serlo sino porque nosotros somos más fuertes. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Marga, Victoria, Juan Carlos, Pepe, Beatriz, Bea, Amparo, Alma y cuantos después pudieran llegar. Hoy he preferido contestar a todos en una, poco más o menos que en Fuenteovejuna porque más o menos os habría de decir lo mismo si de manera particular os contestase. Nada nuevo ocurre y es verdad que algo viejo vuelve a aflorar. Es la impotencia que me invade cuando no puedo cambiar ciertos aspectos que han hecho a veces de mi vida un camino tortuoso. Ahora, en estos tiempos demenciales en que el ser humano no vale un duro, en esta época nefasta en que te mandan a tu casa, con lo puesto y poco más, después de dejar jirones de tu existencia en el trabajo que realizaste durante decenios. Ahora que un servidor de ustedes ya tiene sus años y contempla como los seres queridos que le anteceden se acercan al fín de sus días, se torna difícil a veces espantar a los siniestros pájaros negros. Pero les aseguro, queridas y queridos míos, que este mortal tiene la facultad de elevar el vuelo aun con las alas rotas. Y en ello estoy. Gracias sinceras por estar ahí, por seguir parando en mis vetustos andenes. Os quiero….

      Eliminar
  9. Una vez me fui de excursión con mis hijos al campo y ya cansados nos echamos en el suelo a descansar. En esto que, por lo menos seis o siete buitres comenzaron a volar sobre nosotros. Nos quedamos paralizados por la impresión. Les dije a mis hijos: Moved los brazos y las piernas para que vean que aún no nos hemos muerto. Y así lo hicimos, parecía que hacíamos angelitos en la nieve y se fueron tal como vinieron. Moraleja...que te voy a decir que tu ya no sepas.

    ResponderEliminar