Como un mandamiento ...

Es bueno ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivirla con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho para ser insignificante.
Charles Chaplin

lunes, 4 de octubre de 2010

... para tí, desde las nocturnas sombras.

     Difícilmente podré expresar un sentimiento de mejor manera que a través de la poesía y más si esta sale como un parto desde el alma. La poesía no nace cuando quiero, sale a la luz siempre que los sentimientos afloran por los poros de mi piel estremecida. Así me pasa cuando observo una injustica contra la que me rebelo y clamo, si ante la pérdida de un ser querido el corazón se me desgarra y ante la contemplación de todo aquello que nos fue dado para ser gozado y compartido: los pájaros del cielo, la flor en primavera, el sol en la amanecida y el calor del amor de quien nos quiere y se entrega aunque le vaya la vida en ello. Desde este testimonio un día me detuve a pensar en la estampa de mi madre, en su discurrir cotidiano cuando niño, en su vida de incomodidad y trabajo. De ahí, de ese poso, salíó esta pequeña ofrenda, este canto a su vida duramente transcurrida. 
                    
                       ENTRE LAS NOCTURNAS SOMBRAS 

Como acordes he oido tus pisadas
por los largos pasillos de la casa,
penitente, esa tos carraspeante
que te acompaña cada día en la alborada.
Tus sigilosos pasos entre sombras
recuerdo de chiquillo, te escuchaba
lentamente, barriendo los rincones
con el canto del gallo en la mañana.
¡Que costales tan duros soportaste
en los años en que todo nos faltaba!.
Tambien recuerdo largas noches de hospital
que pasaste con padre, madre amada,
las escasas alegrías que te dió
esa vida, penosa y trabajada.
Quisiera darte madre, tantas cosas
esparcirte la luz por tus ventanas
y te basta una sonrisa acariciada
un momento de charla, unas palabras
para bullir feliz, que poco pides
y cuanto a cambio entregas con el alma.





No hay comentarios: