Como un mandamiento ...

Es bueno ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivirla con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho para ser insignificante.
Charles Chaplin

miércoles, 22 de mayo de 2013

El vuelo de la infanta


     




     
     

     La  infanta de los lloros es mujer de armas tomar. Tal vez por ello, cuando en el instituto donde cursa los estudios que habrán de llevarle, si todo continua por buen camino como hasta el presente, a ser persona de provecho, como antaño nos decían a los que estamos calvos o peinamos canas, no lo dudó y presta se inscribió en un intercambio de alumnos entre colegios de distintos puntos del viejo continente, que habrían de traer, y trajeron, allá por el frío febrero, a un manojo de turcos, búlgaros, ingleses e italianos hasta nuestro helado y árido terruño manchego para llevar después, en justa contrapartida, a los tiernos aborígenes del pueblo, entre los que se encontraba, porque así lo quiso y decidió, hasta la madre patria de los que venir habían venido.
     Así las cosas, el lunes muy de mañana y antes de que alboreara el alba me tenían ustedes, queridos y amantísimos lectores, preparándole un buen bocadillo de tortilla a la francesa con su correspondiente jamón, que hube de hacer extensivo, con otro de la misma calaña, al vástago primogénito, que es hombre de buen comer y poca delicatesen, para que tuviese sustento y vianda, a la infanta me refiero ahora, durante el trayecto que había de llevarle hasta la ciudad de Málaga, donde habría de embarcarse en el vuelo que con destino a la bella Italia la desembarcaría en la antigua  y legendaria Roma y desde donde habría de partir hacia su destino final en  la urbe de Siena.
     Y pensaba yo, mientras batía los huevos y sofreía el jamón, en aquel día, cubierto de nebulosa por el implacable pasar del tiempo, en que me dispuse a ir de excursión al campo de aviación. No vayan a pensar los que lugareños del pueblo no sean, que el citado aeródromo se encuentra alejado de la villa porque estarían en la más absoluta equivocación. El  antedicho lugar está como a un "pie puta” que decimos en el pueblo o a la vuelta de la esquina. Tres kilómetros separan a lo sumo el poblado en el que vivo, y vivía por aquellos años perdidos entre vapores de melancolía sin sentido, de aquel lugar en el que hasta se podían cumplir los deberes con la patria que conllevaban la prestación del servicio militar. Y fue allí, donde un día de principios de los setenta, aquellos en que se aventaba el final de la dictadura del tío Paco, dijeron que nos llevarían de excursión los maestros de la escuela.
     Así, anunciado el evento en casa, mi madre no debió de otear el lugar a donde habría de dirigirse tan exigua expedición por lo que llegado el día y después de zamparnos las habichuelas con morcilla, me dispuse presto a partir, mientras mi progenitora me advertía que  tuviese “mucho cuidao con los refugios, a ver si te va a pasar algo”. Y a la pregunta, lógica y natural desde la ignorancia, de que eran los “refugios”, me hubieron de contestar que “túneles bajo la tierra donde se metían cuando la guerra”. Como por arte de magia se me desbocó la imaginación y en un momento pasé, de la alegría por el viaje, a la absoluta temeridad que provocó en mi imaginación el pensar que calaveras, huesos y esqueletos habrían de poblar aquellos angostos lugares, por lo que llegado a la esquina de Otón Peñuelas, justo enfrente de La Despensa, para información de los más tiernos infantes, puse pies en polvorosa volviendo sin demora a la casa de mi infancia.
     Por ello, cuarenta años más tarde, cuando veo subir al autobús a la infanta de los lloros, no puedo evitar que una nube de diminuta congoja me atenace el corazón. De aquellos barros vienen estos lodos. Aun es mi niña, apenas catorce años asoman a su ventana y es la primera vez que miles de kilómetros habrán de separarnos. Pero me digo, que justo es eso lo mejor para ella. Volar del nido y sentir que la vida es por y para disfrutarse, porque si algo hay claro en este devenir mundano es que los buenos momentos habremos de buscarlos, mientras que los sufridos e indeseados nos habrán de llover sin que los queramos.
                                                             
                                                         
                                                         Amparo, la de la carita alegre
la del pelo ensortijado
la que llena los rincones
de trastos y cachivaches,
la que nada desconoce
la de los ojos rasgados.

Amparo, la que lo pregunta todo
la que me mira y sonríe
la que me llama y me quiere
reclamándome dulzura,
mientras me endulza la vida
con azucares y mieles.

Amparo, la de la perenne risa
la que su boca no calla
ni rendida  por las fiebres.
A quien con fe le deseo
que se enamore del sol
de las nubes y los cerros
de las mañanas de Abril
de las tardes de febrero,
de las aguas que por Mayo
corren por los arroyuelos,
de los pájaros del aire
del viento, de los luceros
de la lluvia persistente
que golpea los tejados
de su música gloriosa
de los campos embarrados.
Amparo, a quien le propongo
que ande y recorra caminos
que indague, busque y comprenda
el mundo, sus laberintos
los escollos insalvables
los intrincados destinos
el dolor desencajado,
el calor de los amigos
de la amistad y los besos
cuando se dan encendidos
por el amor y el deseo.


25 comentarios:

  1. Gregorio Márquez Marín23 de mayo de 2013, 2:55

    Un viaje que al ser su primera salida del entorno familiar, seguro que no ha de olvidar. Hay que dejarla que disfrute de estos momentos.
    Y tú, amigo Mauro, te tendras que ir acostumbrando de aquí en adelante a quedarte solo en el nido con tu santa, ya que los polluelos ya van aprendiendo a alzar el vuelo, y tendrás mas ocasiones de darle rienda suelta a tu vena literaria.
    Un abrazo para toda la familia Navarro Delgado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no lo olvidará, mi buen amigo, y además habrá de cogerle el gusto. Ya tiene uno asumido eso de quedar solo en el nido, aunque los actuales pájaros no suelen ser muy volanderos. Y quedarme solo con la santa sería como volver a los inicios, máxime siendo maestros, como somos, en buscar cada uno su rincón sin molestar mucho al otro integrante del dúo. Abrazos de vuelta, pájaro de bella pluma.

      Eliminar
  2. Es muy, muy guapa... Y no es por darte un disgusto, pero los italianos también lo suelen ser y frescos y divertidos como ellos solos y luego ayns, hablan así... como hablan ellos...así que te veo componiendo otra vez y veo a la infanta contestando como la Rocío del maestro (no me cuentes tú vida, que no es comercial, me decías en e-mail parricida :D)

    Deseamos que crezcan, que se busquen la vida, que nos dejen tranquilos...hoy mis gremlins habían consumido mi paciencia para todo el día a las nueve menos cuarto de la mañana... y sin embargo, ellos son lo mejor que tenemos y habremos tenido nunca. Lo mejor de nosotros. La vas a echar mucho de menos, y tú santa ni te digo. A llevarlo con paciencia. Precioso post :)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el cumplido, que un servidor agradece como padre y a la infanta agradará, aunque es mujer que, con la cabeza sobre los hombres, conoce y admite sus carencias y limitaciones sin ningún tipo de complejo. Es cierto que lo italiano atrae y más aún esa cadencia al hablar. A mi me pasa con los aborígenes de nación tan bella como con los argentinos, que se me cae la baba cuando les escucho parlamentar, aunque estos últimos, a veces, te la metan bien "doblá" con delicada sutileza. ¡¡¡Que buena la del maestro Sabina a su hijita Rocío!!!. A punto estuve de colocarla como sintonía para esta entrada, aunque al final le ganó la partida Taylor Swift, muy del gusto de la infanta y de este calvo que subscribe. Tampoco está mal la que le dedicó a su otra hija, Ay Carmela, incluida en su disco Vinagre y Rosas. La hemos echado de menos, aunque cuando esto te escribo quedan escasa horas para el reencuentro. Y a ver que nos cuenta... Gracias por serme tan fiel en estos tiempos infieles y ya sabes. Dos besazos, uno en cada "lao" ....

      Eliminar
  3. almalaire también soy yo, jaja, o lo era antes de google + y su demanda de apellidos, grr...pero de vez en cuando abro la cuenta vieja y así me pasan estas cosas, entre que siempre he sido despistada y que se me acercan los 40...así voy. Otro beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Ay los cuarenta, quien los pillara!!!. Cuando los cumplí me entro una depresión al pensar que de los cuarenta "pa" arriba no podría ya mojarme la barriga, sobre todo por dentro. Y al asomarme los cincuenta, apenas hubo de importarme, porque me la seguí mojando. Tu eras la Almalaire que me comentaba en los tiempos de Petronis?. Otro beso ...

      Eliminar
    2. Qué es petronis? Perdone usté mi ignorancia pero no me suena de nada

      Eliminar
    3. Petronis, o mejor Alias Petronis es la página web en la que empece a escribir. La gestionaba o mejor era de un elemento que conocí hace unos años y que con los artículos que unos y otros íbamos escribiendo editaba, y edita, libros que después hábilmente, es sagaz y listo, justo es reconocerlo vende a todo el que le sale al paso. Por lo que fuera, tal vez porque quien dice la verdad suele incomodar, me borró de un plumazo de su vida. No se si recuerdas que en un artículo hice referencia a ese tema. Y resulta, y termino, que por aquellos entonces me solía comentar los escritos que escribía alguien con el seudonimo de Almalaire. De ahí viene mi pregunta. Y me despido, que hasta respondiendo soy un cansino. Dos besotes ...

      Eliminar
    4. Ay, pos no... ya me jode, oye, yo que iba de original y resulta que "habian" más, jaja. Hay un poema de Manuel Altolaguirre, que se titula Alma y Aire, me hubiera gustado decir que escogí el nick por él(por Altolaguirre tengo devoción) pero mentiría, la verdad es mucho menos, digamos, elegante, yo estaba intentando darme de alta en un foro para entrar de follonera y sonaba Alejandro Sanz en la radio...le he robado el alma al aireeeeeeeee decía...pos ala, almalaire y así me quedé :D

      Abrazos,

      Eliminar
  4. Nunca te acostumbras a que vuelen solos, pero vuelan y a veces te sientes orgullosa y otras los matarías porque no ven ni perciben lo que tú, no solo percibes sino que sabes a ciencia cierta, que se van a dar de bruces. Es la rueda de la vida, pero cuando has de pasar por ello, no puedes ignorar las puntadillas de dolor, de miedo de querer seguir protegiéndolos como cuando eran niños y los arropabas en la cama, y estabas seguro que nada ni nadie podía dañarles. Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez porque a un servidor le cortaron en exceso las alas, gusta de que sus crías vuelen. Y a buen seguro que me acostumbraré a ello sin problema. Otro asunto será que la procesión no lleve buen paso por dentro. Y, ¿como no vamos a intentar protegerlos?, si aún lo hacen nuestros padres con nosotros cuando soportamos sobre las espaldas más de medio siglo de andadura. Como bien dices es la vida. Besos y escribe, que se te espera

      Eliminar
  5. Como te comprendo Mauro....mi hija María no ha salido aún fuera, pero sus intenciones son estudiar idiomas y tarde o temprano hará algún que otro viajecito de éstos, tan buenos para ellos y tan temidos para los padres, que nunca dejamos de verlos como nuestros pequeños, aunque los años vayan pasando....espero que se lo pase genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A buen seguro que lo pasará. Y, ya sabes, no hay más remedio que alentarles a que vuelen. Más aun, con el aciago porvenir que entre las paredes del suelo patrio se vislumbra. Por ello, dejemos que abandonen el nido cuando plazcan aun que con ello se nos desgarre un `poco el corazón. Lo que no habrá de encontrar tu polluela son manjares culinarios en otros lugares similares a los que la tienes acostumbrada. Eso seguro. Besos ...

      Eliminar
  6. Cuantas satisfacciones nos dan nuestros hijos! Y lo mas grande es que de compartir con ellos tantas alegrías, su juventud nos permite prolongar la nuestra, al menos en el Alma !
    Felicitaciones Padre, Madre, Abuelos y desde luego a quien ha sido protagonista del INTERCAMBIO ESTUDIANTIL !!
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es que en el compartir vivencias está uno de los secretos más importantes de la vida. Y es verdad que nos dan satisfacciones. Sobre todo cuando vemos que realizan lo que nosotros quisimos hacer y no pudimos. Un abrazo Beatriz ...

      Eliminar
  7. .. Y es que Mauro los hijos son nuestro tesoro. Y les deseamos lo mejor, lo que no tuvimos y lo que tuvimos pero no en la medida que hubiéramos querido.
    Y ahora, a soportar las voces internas,la de madre/padre protector y la persona adulta que le empuja a vivir la vida.

    En fin, nada nuevo bajo el sol.

    Un abrazo.

    Bea .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decía Victor Manuel en una de sus canciones:"Nada nuevo bajo el sol, no hay ninguna novedad,y los hijos, hijos son, igual llegan, que se van". Y es una verdad como un templo. Pero después de pasar por situaciones como la del campo de aviación, surtieron de tantos miedos mi enclenque figura que me costó tiempo reponerme y algún leve vestigio debe de seguir quedando. Aunque también hicimos las nuestras. Recuérdese Anchuras. ¡¡¡Que día, con su noche incluida!!!. Sabes que te quiero,desde lo más hondo de mi corazón. Besos ...

      Eliminar
  8. Es que los tiempos cambian Maurito. Antes, como bien dices, nos íbamos de excursión bien cerquita, pero ahora con esto de la globalización pues... que se nos queda chica esta España. Es bueno que conozcan otras culturas y formas de vida aunque para ello nos tengan que dejar con el alma encogida hasta que los ves de nuevo aparecer.
    Cuando se fue Samuel a Londres le pilló lo de aquel volcán que no podían salir los vuelos y se quedó otros tres días mas, y claro aparecen dos versiones: La de ellos que estaban encantados de tener mas tiempo que pasar por aquellos lares y la de los padres que estábamos un poco moscas porque no sabíamos cuando iban a poder volver. Incluso se barajó la posibilidad de ir a por ellos en coche, a lo que yo no estaba muy de acuerdo y casi me comen algunas madres que pensaban que ya se iban a quedar en el país de los Beatles para siempre.
    Por cierto...el titulo conforme están estos tiempos, puede dar lugar a otros menesteres " El vuelo de la Infanta", bien podría ser el titular de cualquier periódico de actualidad.
    Bueno Maurito, que ya mismo la tienes aquí otra vez.. No llores más
    Dos besos retorcíos como siempre.

    ResponderEliminar
  9. ¡Como no habrán de cambiar, amigo Pepe, si ahora hacen las excursiones en avión y entonces las hacíamos andando y con la latilla de sardinas y la botella de agua en el petate!. A mi me gustaría que esta España no se quedar chica para nada. Hasta hace unos años la gente se iba de viaje a Camcún sin saber que España tiene las mejores playas del mundo. Y no hablemos de monumentos y paisajes, porque entonces nos quedamos cortos. Ocurre que casi nunca valoramos lo que tenemos más cerca.Es verdad que el corazón s e nos encoje cuando les vemos partir, pero también es cierto que debemos dejarles volar. Pensé lo del título, te lo juro, y me vino a la mente un vuelo de la otra infanta. Ese que habría de llevarle hacía otros lugares en los que seguir estafando al erario público. Un gusto recibirle y otro mandarle dos besos "retorcios" hacia el país mas jacho de la tierra. Valdepeñas, "pa" quien no lo sepa .....

    ResponderEliminar
  10. Estarás ya tranquilo...ya estoy aquí!! me encanta que hayas puesto a Taylor Swift con su canción You Belong With Me de fondo...como bien sabes soy fanática suya. Muchas gracias por dedicarme un articulo en tu factoria, por fin después de mucho tiempo esperando! Un beso te quiero papá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo estoy e intranquilo quedé. El paso de los años te hará entender estas cosas. Ya sabía yo que te gustaría la canción de tu adorada Taylor. En honor a la verdad debo decir que hasta última hora estuve sopesando poner una de mi adorado Sabina. Esa que dedicada a su hija obedece al nombre de ¡Ay Rocio!. Y de gracias nada, solo hay que buscar el momento oportuno para cada cosa. Y este lo merecía,¿o no?. Un besazo, yo también te quiero, aunque a veces hagamos mucho ruido. De voces digo ...

      Eliminar
  11. Que bonito, Maurito, me gusta mucho y sobretodo el agradecimiento de tu niña, tu escrito Ya lo avía leído, cuando lo escribiste, lo que pasa es que estoy con un pelin de bajoncillo, y eso, pero que sepas que te sigo, y lo que quiero es nunca dejes de ser como eres, Y enhorabuena, por esos hijos, los hijos son lo mas verdad que tenemos, y por los que nunca dejaremos de luchar. un abrazo Padrazo...

    ResponderEliminar
  12. Ya es tarde para dejar de ser como soy Victoria. Además, con sus rotos y remiendos me gusta la funda en que estoy envuelto. Lo que me sorprende es oirte decir que estas de bajoncillo, siendo como eres la alegría de la huerta. Por ello, aunque resulte raro que este agonías te insufle ánimo, levanta el vuelo y recto hacia las nubes, que tu sabes hacerlo. Mi niña es que es muy mujer para sus años. En lo bueno, madurez y sensatez, y en lo malo que conllevan esos prematuros atributos que a veces te vuelven loco. Porque siempre le busca tres pies al gato. Un abrazo y si por ahora no nos vemos, siente mi mano amiga que te ayuda a elevar el vuelo ...

    ResponderEliminar
  13. Muy bonito Mauro. Ya sabes que me paració un encanto tu niña. La conocí en casa de mi hermana,ofreciéndole sin éxito, aquel animalillo que junto con sus amigas no sabían donde ubicar.
    Vete preparando(no es amenaza, Dios me libre)Después será Eramus, y "desaparecerá" un curso entero.Como sabes ese camino de sensaciones ya lo pasé hace años.Los vuelos escalonados, te van preparando para para el definitivo. "Es ley de vida" pero la adaptación al nido sin pajarillos...no es fácil.
    Échale un "oido" a la canción Señora de nuestro admirado Serrat.
    Como siempre,un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay la niña Olaya!,se hace querer, aunque a veces me la comía, en el sentido literal de la palabra y sis metafóricos sentidos. Por los animales siente debilidad, la última adquisición ha sido el perro Bruno, que es un encanto, pero se caga y se mea, para desespero de la santa, donde le sale de los mismisimos .... Ya se yo la que me espera porque tengo claro que esta es ave volandera. ¡Ay, la Señora de Serrat!. "ese con quien sueña su hija, ese ladrón que os desvalija de su amor soy yo, señora. Ya se que no soy un buen yerno, soy casi un beso del infierno, pero un beso al fin, señora". "Pa" echarse a temblar sin temblores. Pero será lo que Dios, o mejor ella, que coño, quiera. Un abrazo y gracias por ser tan fiel....

      Eliminar