Como un mandamiento ...

Es bueno ir a la lucha con determinación, abrazar la vida y vivirla con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho para ser insignificante.
Charles Chaplin

lunes, 5 de marzo de 2012

Conversando con Manolo. (... de la Cuaresma).

Manolo pensando y ........

     Ya les estoy viendo. Por ello, intuyo, que andan preguntándose, así como absortos, el porqué del título que da motivo a la presente entrada, porque  a buen seguro que a eso de conversar, por escrito y a distancia, habrán pensado ustedes, que debiera de llamársele más bien Carteándose con Manolo. Ocurre que a un servidor de vuesas mercedes, le apetecía lo de conversar, porque aun en la lejanía, (… el citado susodicho campa sus reales huesos por la bella metrópoli de Santiago de Compostela), siento yo a este buen hombre, de castizo nombre, (…del que habrán observado que responde al  mismo alias que porta desde fechas perdidas en la memoria, el imperecedero cantante que lleva buscando un carro desde que uso de razón tengo), como muy al lado y cercano. Y les cuento.
     Recordaran que hace poco tiempo pasó por esta posada de humildes escritos José Antonio Fernández Senovilla con su relato Creencias y Confianzas, que pueden leer si pinchan AQUI, y que fue quien hubo de asegurar en algún comentario perdido, que este torpe escribidor tenía formas y pareceres que parecer se parecían a los de su amigo Manolo, escritor y dueño de Manólogos, un rincón al que si pasan, pinchando a su vez AQUI, no habrán de salir indiferentes y era por ello que intuía, “mu bien intuío”, que si conocer nos conocíamos, habríamos de ser sujetos condenados a entenderse. Ya les advierto, no se me vayan a quejar después, que no es el citado persona dada a los remilgos y no es su casa lugar para melindres, así que si por ella pasan, vayan dispuestos a saber que es ese lugar tan claro y transparente como el agua, donde al pan se le llama pan y al vino se le denomina vino, todo ello, eso sí, adornado con metáforas, comparaciones y otra argucias estilísticas que a buen seguro, a unos, los más, habrán de encandilar y a otros, los menos, mas melindrosos y dados al recato, podrán espantar sobremanera.
     Decía, con anterioridad, que aseveraba el citado Senovilla, lo de que éramos seres condenados a atraerse como imanes, sin saber el mencionado que al poco de establecer relaciones, amistosas por supuesto, descubrimos para nuestro asombro que uno y otro habíamos tenido una tía peluquera, trasladamos a su vez nuestras preciadas posaderas en idéntico Renault Megane, sufrimos con las idas y venidas de nuestro Atletico de Madrid, deseamos con fervor que el Real Madrid de nuestra inquina eterna pierda hasta en los entrenamientos, nos gustan los bares y el vino tinto, el es cojo y mi padre lo fue,  yo soy camarero como lo fue su señor padre y ambos a su vez contamos elefantes,(… las ovejas se nos quedaron como exiguas y pequeñas) cuando marchamos hacia la cama a plantar batalla al puñetero insomnio, con lo que ambos y nuevamente a su vez, sufrimos los ataques despiadados de la santa, cuando después de haber rodado como doscientas veces en el lecho sobre nuestro propio eje, nos manda al sofá a que pelemos la pava o hacer puñetas que para el caso es lo mismo.
     El señor Manuel es hombre de oficina, por lo que maneja esto del meneo de los dedos, mecanográficamente hablando, y con la escritura, de manera más rápida y eficiente que lo hacía Marcial Lafuente Estefanía escribiendo sus más de dos mil seiscientas novelas del Oeste, en formato de octavilla y a cien páginas por ejemplar, mientras que este escribidor de tres al cuarto solo usa un par de dedos, el corazón de la mano izquierda, con el que de tierno infante ,y “ulomejor” también ahora, hurgó a veces su nariz y el mismo antedicho de la derecha que a la vez hubo de servirle para untarse el Hemoal donde todos y todas saben, desde los primeros años de su tierna juventud debido, tal vez, a la injerencia de compuestos bebibles y picantes sustancias que hacen de las hemorroides elementos, como parecidos, a pimientos morrones.
     Así, hecha ya la presentación del individuo y descrito el ambiente que habrá de rodearnos paso a contestar a su atenta misiva de hace unos días.
     


                           Estimado amigo Manolo:
          Espero que al recibo de esta os encontréis tu, (… el primero, es el primero), la santa, (… que a buen seguro dirá, como la mía, que en caso de duda sea ella la viuda) y los niños bien. Yo, mi santa y mis niños, a pesar de Rajoy y el Real Madrid, bien G.A.D, (…gracias a Dios).
     Me referías en tu atenta de hace unos días, o mejor me relatabas, tus juveniles vivencias carnavaleras, (… yo ya te las conté dándote la tabarra y dándosela a todos  mis pobres seguidores durante un par de semanas, así que paro ya de esta monserga o me llevaran entre leones hacia el cadalso), y he de decir, aunque parezca que te hago la pelota, que me resultaron como siempre, agradables y enriquecedoras a la vez que desternillantes, por lo que recomiendo a quien lo quiera que pinche AQUÍ para leerlas, (… luego dirán que no los encamino muy bien “encaminaos”). ¿Ya las leyeron?. Si no lo han hecho, háganlo a lo más tardar al terminar la lectura de esta homilía y así sabrán que Manolo me propone que le cuente mis impresiones sobre la Cuaresma y es por ello que con premura e ipso facto, ahora mismito que diría Pancho Villa, le traslado, mi querido amigo, mis impresiones acerca de tan trascendental acontecimiento.
     El primer recuerdo que me viene de la cuaresma es como de los años en que las pastillas curativas de cualquier enfermedad iban envasadas en un bote de cristal y con un algodoncillo dentro, o sea de los tiempos de Maricastaña. Diré que era un servidor, por entonces, muchacho de exacerbada fe y práctica religiosa, de misa los domingos y  las fiestas de guardar, que después, y con el paso de los años, quedó en la esencia, yendo el envoltorio hacer puñetas.
     Cuando asomaban estos días, como conventuales y de recogimiento, Emilio Laguna, amigo del alma por siempre y guía espiritual por aquellos entonces, escondía en el fondo del armario los discos de vinilo que reproducíamos en un viejo tocadiscos monoaural, que había en la casa de Acción Católica. De esa manera quedaban perdidos en el tiempo y como suspendidos en el aire los acordes de las canciones de Nicola di Bari, Nat King Cole, Adriano Celentano y los Rubettes, un grupo de horteras ingleses, que adornados con unas sempiternas boinas blancas, se hicieron famosos en el mundo entero cantando el Sugar Baby Love, canción plomiza que se repetía en el tocadiscos como treinta veces al día, igual que el Corazón Destrozado de Bonnie Tyler se repitió años más tarde, una y otra vez, en la máquina de discos del bar de Luis “El Jarabo”, que apagándola, harto de escucharla y cagándose en el puñetero día que compró aquel vinilo, un sábado por la tarde, amenazó con sacar el disco de sus entrañas y partirlo en cuarenta pedazos, si llegaba algún gilipollas más con la intención de volver a echar un duro para escuchar, por enésima vez, la balada de la afamada cantante galesa.
     Eran cosas que pasaban y ocurrían. A cambio, y volvemos con Emilio, rescataba del fondo del mismo armario el disco de Mi Cristo Roto, que eran unos textos, muy aparentes para la ocasión, recitados por  el jesuita Ramón Cué y que al menos en el recuerdo y con los ardores de los pocos años, me vienen como soporíferos e insoportables, máxime cuando como si de una penitencia se tratara, primero había que escuchar la cara A, después la B y al día siguiente repetición del tostón por si andábamos faltos de comprensión.

     También me viene a la memoria el asunto de no comer carne los viernes, que mi progenitora guardaba escrupulosamente y hacía que guardásemos todos los bichos vivientes que pulular pululábamos por la casa, y que a mí me ponía de los nervios y hasta de muy mala leche, porque nunca entendí aquello de que pagando la gula los pudientes pudiesen comer lo que a bien les saliese de sus santas pelotas. Siempre tuve la convicción de que eran estas costumbres ancestrales, de poco raciocinio y entendimiento, que arraigadas en el pueblo llano, se asentaban entre los más humildes y desfavorecidos, teniendo este escribidor el convencimiento, de que en cualquier caso lo que pedía el Evangelio, (… como podrás comprobar, ando todavía versado en tan divinos asuntos), era que se hiciese algún sacrificio terreno que costar costase hacerlo, por lo que este calvo que entonces portaba pelo, solía pasar este tiempo de cuaresma sin fumar, para llegado el sábado de gloria echar el primer pitillo frente a la hoguera que se encendía en la puerta de la Iglesia de La Asunción.

     Aquellos viernes tocaba comer potaje de garbanzos, con acelgas y panecicos, (… el de espinacas y el bacalao rebozado, se reservaba para la Semana Santa) y es cierto que este que escribe, muy dado de por vida a llevar sobre su ser el peso doloroso de las flatulencias provocadas por la ingesta de legumbres, las pasaba y las pasa canutas, si llegado es el caso, cuando el aire que pugna por buscar salida cuadruplica el número de garbanzos engullidos.
     Entre tan oloroso ambiente, perdonen amigos y amigas que leedores sean de esta carta rodeada de tan intimas confesiones, me despido por hoy de usted, amigo Manolo, no sin antes emplazarle a que me cuente, ya que estamos a punto de llegar a tan señaladas fechas, como transcurre la Semana Santa por sus tierras y dígame si hay carrozas, nazarenos y costaleros, que conociéndole como ya le voy conociendo, y suponiendo que hasta en globo debe de haber subido, no me extrañaría que cofrade fuera de alguna cofradía, aunque con la jodida cojera pudiera ir el santo sobre sus hombros como a bandazos, entre tumbos y oscilaciones.
   
                                                                                                                               

      Con la rapidez que le caracteriza, Manolo me ha enviado cumplida respuesta a esta carta en su blog y que pueden ustedes y ustedas leer si pinchan AQUI....

        P.D    Y a su vez el bueno de Senovilla, nos dedicó a ambos y al unísono un maravilloso escrito que pueden degustar AQUI...


20 comentarios:

  1. :D

    Yo también quiero que el Madrid pierda hasta el avión, de hecho soy miembro(miembra no, eh?) dee un grupo de facebook que se llama así. Yo soy culé pero de rebote, el atleti ya se lo había pedido mi hermano y para chinchar a mi padre era mucho mejor hacerse del Barça...mi padre es de estos merengones antiguos que quieren al atleti y lo consideran su "segundo" y se ponen en plan resentido cuando comprueban que los colchoneros no los pueden ni ver. Da igual las veces que lo comprueben, todas ponen la misma cara. Que Guardiola sea el hombre más guapo de España y el tipo al que mejor le quedan los trajes del mundo no tiene nada que ver en mi guardiolismo, digo en mi barcelonismo :P

    Esta sociedad mauromanologada promete mucho, como un concejal cualqueiera :P y de momento ambién cumple como ningún concejal. Creo que nos vamos a divertir. Y si vuestras santas me lo permiten me gustaría unirme a su club. Yo también prefiero ser yo la viuda :D

    Besos, a pares, marcho, me han dado ganas de escuchar a Nat King Cole: "smile, thought your heart is atching..."

    Ayns

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esa pagina del "Fisbuk" también formo yo parte. A un servidor es que le da la varicela, el sarampión y epidemias varias cuando ve aparecer la indumentaria blanca. De hecho, debe ser como la peste, por derivación le tengo manía a cuanto equipo vista de ese color, comúnmente portado también por el sufrido gremio de los camareros del que formo parte. Ya veo que el Guardiola te tiene el seso "comio"(... se parece a mí en lo calvo), y que suspiras al contemplar su gallarda porte. La verdad es que está bueno,(... esto me costará más de un comentario raro,raro,raro). Espero que la sociedad constituida vaya por buen amino, aunque desde luego no seré yo quien vaya al ritmo que marca este cojo que corre escribiendo más que una liebre. Te puse a Nat King Cole con Smile, (...espero que en tu navegador se oiga), en tu honor y dedicado a ti. Llamame tonto, ¿que quiere decir AYNS?. Besos?. Pues eso besos para usted querida amiga.

      Eliminar
  2. Pues mira que a mi también me han entrado ganas de escuchar a todos esos, señor Mangines. Pero lo que de seguro que no me pierdo es la respuesta de don Manuel a esta misiva. Esto promete. Desde los albores de mi presencia en la "cuadrilla", (Manolo puede explicarle a que me refiero)que no asistía a un dialogo tan prometedor entre blogueros.
    Por cierto, Manolo, que se que leerás esto, seria de manual un paso de semana santa llevado a hombros por ti y por mi, jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues escuchelos Don Fermín, que como aquellas músicas de antes no hay "na de na". Ahora nos invaden con ritmos sosos y cantantes de empalago que ni cantan, ni transmiten. Ya habrá leído usted la respuesta de Manolo, que se me fue un poco por las ramas, porque un servidor quería que le hablase de la Semana Santa pero el muy "jodio" se me fue por peteneras. A ver si me entero del asunto de la cuadrilla, que promete ser interesante. Dice usted lo de la Semana Santa porque cojea d, e la otra pierna?. Puedo unirme yo también, que no cojeo pero arrastro los pies por defecto de fabricación o por las decenas de años puesto en pie de camarero. Un gusto recibirle amigo Fermín y vuelva usted cuando le plazca- Saludos

      Eliminar
  3. Sugar babe love... que recuerdos vienen a mi mente con esa canción, a la cual acompañan el rostro medio borroso de una, llamémosle "novia de turno" que por aquel entonces bailaba con servidor la susodicha canción.

    Permiteme amigo que no me quite el sombrero ante lo que de mi has escrito, pues es sólo por no usar esa prenda sobre la cabeza el único motivo del porque no me lo quito.

    Agradecido quedo, más que por la publicidad que haces de mi blog, por el hecho de advertir lo que tal escribo allí, pues no es intención de servidor a nadie insultar o herir, sino todo lo contrario, procurar hacer reir.

    Mi querido amigo, esto no es más que un telegrama, pues su magnífica y tan bien escrita carta tendrá cumplida respuesta desde mi casa, la cual es también la suya y la de tod@s los que por allí se dejen caer, y a la par que me despido, pediré a SAN MATEO que le conserve sano su dedo para todo lo que vuestra merced quiera hacer con él.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También ligón me salió el chico?. En eso no nos parecemos porque un servidor era un cebollino de grandes proporciones en ese menester tan necesario. El Sugar Baby Love fue un coñazo que duro meses y usted se me ha ido un poco por las nubes a la hora de explicarme los asuntos relativos a la SEMANA SANTA, Manolo, La SEMANA SANTA, que me figuro yo que en ciudad tan dada a la religiosidad como la inigualable Santiago, habrá de celebrarse con boato y mucho empaque. Aunque reconozco que me ha hecho gozar, y mucho, con ese relato relativo a sus devenires religiosos. Los susodichos dedos los tengo en perpetuo estado de conservación, no se me vayan a quebrar y tenga que hacer los deberes enunciados con la punta de la nariz, de la que tampoco tengo queja. Nos vemos Manolo. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues claro que lo leo amigo Fermín, y no dejo de imaginarme al Cristo fustigado llevado a hombros por ambos los dos.
    Me da la risa solo pensar en las figuras de los romanos que a latigazos castigaban a Cristo, acojonados por tanto bandazo... y a Cristo riéndose de ellos y diciéndoles al mismo tiempo "por eso devuelvo la vista a los ciegos y me desentiendo de los cojos".

    Y amén... porque lo dijo Jesucristo

    ResponderEliminar
  5. Amigo Mauro os merecéis un artículo, me pongo ahora con él, en breve lo publicaré.

    Gracias maestro y a Manolo igual, genios del arte de contar la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Senovilla. Acabo de leer tu artículo y me hizo gozar sobremanera. Quien no ha vivido alguno de los avatares que relatas?. Era la vida de antes, que ahora cuando la cuentas parece salida de una película de Berlanga. A buen seguro que podríamos escribirle un guión a tan insigne director si por estos lugares aun anduviese. Gracias igualmente por elevarnos a la categoría de genios. Lo que no dudo es que, al menos disfrutamos sobremanera escribiendo estas historias y eso, amigo mio, se transforma en sentimiento. Un gusto haberle conocido, porque gracias a su mano me estoy haciendo hasta "famoso" y encontrando a personas maravillosas. Un abrazo

      Eliminar
  6. Hola de nuevo amigo Mauro. Cuando he empezado a leerte, me ha venido rápidamente a la mente lo que después, efectivamente, has comentado. Nunca se me ha olvidado cómo dejabas de fumar en Cuaresma, aparentemente sin demasiado esfuerzo. Siempre te decía que, si ya habías estado sin fumar ese tiempo, por qué diantres volvías a fumar otra vez. Fíjate si lo tengo aún presente (a pesar de mi precaria memoria) que, cuando sale la conversación sobre el dejar de fumar, refiero a mis interlocutores que tuve un amigo que era capaz de dejar de fumar cuando le venía en gana. Ése amigo, naturalmente, eres tú.
    En fin, saludos de nuevo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te echaba de menos, amigo Santiago. Aun recordabas aquellos avatares lejanos?. Lo que no sabes y te cuento, es esta historia. En el año 2000 me impuse dejar de fumar junto al amigo Testón, promesa que mantuve durante años, hasta que estando un día en mi casa de Las Virtudes, retransmitían en televisión una corrida de toros desde la plaza, se fueron todos los que allí había a ver el evento y yo me quedé plácidamente sentado con la intención de verlo en la tele. De repente, me entraron unas ganas tremendas de fumarme un Don Julián, así que sin pensarlo me fui a la mesita de noche, donde guardaba unos cuantos, y me encendí una breva, acompañada de unos cubatas que me hizo las delicias de la tarde, porque ademas me tragué el humo hasta la ultima pava. Desde entonces, para cabreo de muchos, me fumo los sábados un par de Marlboros o lo que me den, porque van de cuello, en el bar del Tapicao, mientras vemos cantar los pajarillos en el parque. Y a veces, puede pasar un mes sin que lo pruebe, porque esto del tabaco nunca me dominó. Lo dicho, un gusto volver a sentirle cerca, que ya iba pensando que te habían destinado a Australia. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ah!, se me olvidaba. Lo siento mucho, pero este año se terminó la racha. ¡HALA MADRID!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veremos, ya veremos, que hasta el rabo "to" es toro ....

      Eliminar
    2. No, si no te creas que las tenemos todas con nosotros, pero hombre, déjanos soñar, después de estos años que llevamos de segundones ya tenemos derecho.

      Eliminar
  8. "desde luego no seré yo quien vaya al ritmo que marca este cojo que corre escribiendo más que una liebre".

    Man llamao guapo, man llamao feo y man llamao de todo, y por llamarme a mi hasta a mi santa madre han nombrado como membrete, pero jamás de los jamases me habían dicho que era más rapido que una liebre... coñe, esto me lo grabo que por ser uno medio rastrero en el sentido de que lleva una pierna arrastro, me lo tomo como un halago.

    Amigo, por aquí en mi tierra la SEMANA SANTA ni fu, ni fa, salvo en Ferrol del aquel, que debió ser por él que cumplen la tradición de sacar a los santos en procesión.
    Aquí en Santiago no, porque como a buen seguro sabrá llueve muy a menudo y temen los curas y cofrades que el agua que del cielo mana resfríe al Cristo que pasean desnudo. Que tiene melindres la cosa y digo yo que podrían abrigar al pobre y no pasearlo en taparrabos, lo cual no harían con una santa por muy bien que le quedase un tanga.
    No de procesiones aquí no, y de cuaresma solo recalcar lo que ya le he dicho, ni chicha, ni teta, y al contrario que en Pamplona que abren y sueltan los cornudos bichos a la calle, por aqui las devotas cierran el conejo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya suponía que yo que con semejantes rigores climatológicos, los santos quedarían guarecidos en sus ermitas. De cualquier manera, un servidor si contara en próxima misiva los aconteceres procesionales por esta, su manchega tierra. Ahora con la web-cam, no solo seras como liebre escribiendo, habrás también, tiempo al tiempo, de seducir con tan apuesto semblante a cuanta dama se asome a tu ventana. Así que cuidado con la santa, haber si la va a meter en la olla a presión, el día que te haga el cocido, que son "mu" vengativas Manolo. Un abrazo

      Eliminar
  9. Buen trio el vuestro....volveré de cuando en cuando a reirme un ratito y sin más, se despide de usted s.s.s.q.e.s.m.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vuelva de cuando en cuando, sino siempre que le venga en gana,querida amiga. Veremos que va saliendo de tan armonioso trío. Un saludo y gracias por pasar por este rincón.

      Eliminar
  10. Mangines: Encantadores tus recuerdos.Lo de la Cuaresma es una antigua tradición que posiblemente sea anterior al cristianismo.Es posible que por estas fechas la actividad solar se incremente y el magnetismo de la Tierra se vea afectado de tal modo,que,ya la gente de los pasados milenios advirtiera de la necesidad de comer liviano en base a vegetales como un modo de preservar la buena salud de la población.Mi Mamá,por tradición me enseñó a respetar una serie de normas que-luego descubrí- están contenidas en las leyes de Moisés.Lo que nos hace sospechar que Moisés tenía conocimientos bastante avanzados para su tiempo, y que en este pasado siglo,algunos médicos han descubierto los porqués de esas medidas ,a las que yo adjudico haberlas respetado,la buena salud de que hoy gozo. Mis mas cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Beatriz. Perdona mi tardanza en contestarte, pero se me había pasado este comentario. La cuaresma siempre fue motivo de mucha religiosidad por estos lares, sobre todo en las décadas de la dictadura, en las que estado e Iglesia iban de la mano. Ahora, no se cumplen tan a rajatabla sus premisas y sobre todo las generaciones más jóvenes, son más dadas a los fastos de procesiones y desfiles, que a celebrar la esencia de lo que la Semana Santa significa. Veo que eres vegetariana o así lo supongo. Un abrazo.

    ResponderEliminar